Olla de cocción lenta pequeña para entretenimiento navideño

Olla de cocción lenta pequeña para entretenimiento navideño

Seleccionamos estos productos de forma independiente; si compra en uno de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión.

Seré honesto: mi olla de cocción lenta ya no es un artículo de uso frecuente. Entre la adquisición de mi amada freidora y estar constantemente en casa durante los últimos dos años, simplemente no he tenido mucha necesidad de un dispositivo de cocción “configúrelo y olvídese”. En estos días, mi pequeña olla de barro tiende a languidecer en los recovecos de un cajón profundo de la cocina, pero tengo grandes planes para quitar el polvo esta semana.

¿Por qué? Porque las vacaciones están sobre nosotros una vez más. Si bien no seré el anfitrión de grandes festines, es difícil discutir la conveniencia de un dispositivo que está básicamente diseñado para delicias de temporada como sidra caliente, mantequilla de manzana y sopa de calabaza. No importa la capacidad de la olla de cocción lenta para convertir suavemente casi cualquier corte de carne en un plato deliciosamente tierno sin ocupar espacio en el horno durante seis a ocho horas, una ventaja durante todo el año, sin duda, pero especialmente útil cuando se cocina para una ocasión. (Sí, es probable que necesite una olla de cocción lenta más grande si está buscando una para cocinar un gran asado. Pero puede hacer cortes más pequeños en este pequeño.)

See Also
La salsa de dos ingredientes que hace cantar al pollo

Aunque mi esposo y yo viajamos generalmente durante las vacaciones importantes, soy el tipo de persona que suele recibir a amigos para reuniones festivas cuando puedo. Durante los meses de invierno, saludo a mis invitados con una taza de algo jovial y los animo a refrescar su bebida cuando sea necesario. ¿Quizás un cucharón de Glühwein calentado por mi fiel olla de cocción lenta? Bebemos, nos reímos, recordamos los absurdos del año. “Yo también tengo una olla de barro, pero no la he usado en años”, comenta alguien casi siempre, mirando mi recipiente rojo con admiración cariñosa mientras murmuran algo acerca de sacar el suyo del almacén.

Entonces, esta temporada, acordemos sacar nuestras ollas de cocción lenta en desuso de sus rincones polvorientos y poner estos caballos de batalla en el lugar que les corresponde: en la encimera, burbujeando silenciosamente, sin exigirnos nada más que un buen lavado cuando todo esté dicho. y hecho. Ahora es el momento de que brille la olla de cocción lenta.



What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top